1 de marzo de 2024
Comparte esta noticia

Por Ruth Adriana Pérez

CRIA CUERVOS Y TE SACARAN LOS OJOS.

La diputada Leticia Sánchez Guillermo se hizo este martes acreedora a un sobre nombre con el que pasará a la historia. “ Lady derechazo”

Se le ha dado por sobre nombre por el hecho de haber agredido ayer al amigo y periodista José Inés Figueroa Vitela, además de acusarlo falsamente de haberla agredido primero.

En otra época o momento se le otorgaría el derecho de la duda pero con los vídeos y redes sociales, ese argumento solo es una muestra de la calidad humana de dicha diputada.

Todavía recuerdo ese día que llegó por primera vez a la sala de cabildo del edificio de Presidencia Municipal de Matamoros.

Su pelo color rojizo borgoña, los labios rojos intensos y su ropa color guinda y negra, para que no hubiera duda que era la regidora por MORENA, además de estar asesorada por Ariel Juárez Rodríguez, ex presidente municipal de Cuautitlán, Edo. de México y ex diputado quien le decia que hacer porque no conocía la citada sala, no sabía dónde sentarse, que tenía que decir o como decirlo.

Dijo que ella iba a donar la mitad de su sueldo a la causa de AMLO para la construcción de universidades y todas esas cosas.

Cuestionó que los regidores tuvieran espacios de estacionamientos y rechazó alguno para ella.

Se compró un semanario de chapa de oro y algunos colguijes que a sus cercanos confió “ que nunca había tenido tanto y eso era un lujo”.

Recuerdo que ni leer sabe, pues todos los escritos que presentaba ante el cabildo terminaba leyéndolos el regidor Jorge Rentería Campos.

Acudi en una ocasión a la liberación de las tortugas Lora y ella llegó con otras dos regidoras y fui testiga de su lenguaje “ florecido”.

Despues de eso supe que “ enseñó el cobre” como dirían en mi rancho, pues de rechazar el cajón de estacionamiento pidió dos, no donó ni un cinco de su sueldo, aprendió a vender sus acuerdos, acusar sin fundamento y beneficiar a su familia como coto de poder.

Siendo diputada en una cafetería se le escuchó burlarse, con su ex esposo que “la gente de Matamoros era una pen..ja por dejarse ningonear por una persona de fuera ( en alusión a ella que no es matamorense de nacimiento).

Presumió que ella podía gritar y decir y las personas eran “agachonas” y hacían lo que ella quería.

En su campaña como candidata a la diputación en el primer periodo ya había “ vendido” su trabajo electoral pues fueron señalamientos de que pedía el voto para ella, como candidata de MORENA, pero para otros cargos para el PAN.

Y así se pueden seguir enumerando “desaciertos” de Leticia Sánchez Guillermo.

En una entrevista que ayer le realizara el compañero Alejandro Mares Berrones, su justificación fue que el compañero periodista José Inés Figueroa junto con otras personas sirven a intereses de MORENA en contra de los diputados del PAN.

Leticia Sánchez Guillermo no defiende la democracia, no defiende a los tamaulipecos, no defiende los intereses de nadie más que los de ella.

Aprendió a vender su dignidad, su palabra, sus convicciones y su credibilidad.

Y aquella mujer tímida, ignorante y humilde que llegó a la sala de cabildo quedó completamente sepultada para transformarse por una mentirosa, corrupta, carente de valores, de dignidad y de compromiso con los matamorenses que de pen..jos no baja.

Esa es la calidad de diputada que representa en el Congreso a los matamorenses.

Con esta diputada los del PAN y los de MORENA han aprendido que de la pobreza a la opulencia “ Cria cuervos y te sacarán los ojos”. Gracias por llegar hasta aquí. Que el Todopoderoso lo colme de bendiciones.