12 de abril de 2024
Comparte esta noticia

En las instalaciones del ISSSTE “ Dr. Manuel Rodríguez Brayda” en Matamoros, Tamaulipas, se llevó a cabo una protesta encabezada por el medico trans Luque Rodríguez Blanca Verónica, acompañada por el dirigente de la comunidad LGTB Francisco de la Rosa y la representante de la comisión estatal de Derechos Humanos, Mayra Botello Garza en contra de la directora y subdirectora de esa clinica, doctoras Silvia Navarrete Calatayud y Norma Idalia Ramírez Rodriguez a quienes acusan de no permitir al médico trabajar en atención al público por ser trans.

Luque Rodríguez explicó que desde hace muchos años ha sido identificada con un número de empleado otorgado por la federación, sin embargo en la Delegación Estatal de esa institución médica desde el mes de marzo se le otorgó uno diferente, toda vez que sus expedientes han sido extraviados en tres ocasiones.

El médico dijo que su plaza es para atención en medicina externa sin embargo desde marzo se le ha mandado a un área donde el contacto con los derechohabientes es casi nulo y dónde hay exceso de personal, cuando las necesidades de la institución son que la mayoría de los pacientes sean atendidos en consulta externa.

Mencionó que se encuentra en medicina preventiva y que en ocasiones, sale al área de espera afuera de los consultorios para tratar de atender a los enfermos, sin embargo, no tiene recetario, ni folios para que puedan ser aceptadas sus recetas.

Destacó que es una injusticia que haya demanda de atención médica y que no se proporcione debido a las actitudes y malos manejos de la directora y la subdirectora Silvia Navarrete Calatayud y Norma Idalia Ramírez Rodriguez quienes han dado la orden que no realice consultas y que permanezca en un área alejada de la atención al derechohabiente.

Lo anterior se le atribuye a su género trans, toda vez que no existe ninguna otra justificación o explicación para que no se le permita tener un consultorio dentro de la institución y dar atención al derechohabiente.

Cabe señar que este es el único caso en la localidad en una institución pública que está relacionada con la salud, es por ello que miembros de la comunidad LGTB también hicieron acto de presencia para apoyar al médico quien continuará luchando en contra de la xenofobia, por el derecho que tiene de trabajar y ser tratado con respeto y por la atención médica de los derechohabientes.