24 de julio de 2024
Comparte esta noticia

Los consejeros de la Junta de Aguas y Drenaje de Matamoros encabezados por el alcalde Mario Alberto López Hernández firmaron este viernes un acuerdo con la Fundación ICSM Matamoros, instituto al que, previa autorización del Cabildo y del Congreso del Estado, se le otorgaría la concesión de la totalidad de las aguas residuales que genera la ciudad.

A cambio de la concesión, la citada fundación aplicaría una millonaria inversión en obras, entre ellas, la rehabilitación de caídos, estaciones de bombeo, cárcamos, reposición de tuberías para evitar fugas de agua, entre otras.

Entrevistado por representantes de los diferentes medios de comunicación, al término de la Cuarta Sesión Ordinaria de Consejo de la JAD, el Alcalde Mario López mencionó que la citada propuesta se presentará a los integrantes del Cabildo, y sí es autorizada, se enviará al Congreso del Estado para que tengan a bien revisarla y en su caso aprobarla. Explicó que una vez que sea aprobada la concesión, los representantes de la Fundación ICSM Matamoros establecerían acuerdos con la gerencias general y técnica de la JAD para hacer la planeación de los trabajos a realizar. López Hernández fue muy claro al señalar que no se concesiona la JAD, lo único que se concesionaría son las aguas residuales, que la Fundación transformaría en hidrógeno verde.

De acuerdo a lo mencionado por la Fundación, la prioridad sería iniciar los trabajos en la Planta Tratadora de Aguas Residuales -Petar- Poniente.

El Alcalde agregó, que lo único que se solicitaría a los representantes de la institución es que en la ejecución de las obras también se incluya a contratistas locales, a fin de incentivar a la industria de la construcción en Matamoros.

López Hernández afirmó que los proyectos que pudiera cristalizar la citada Fundación son independientes a los que se impulsan ante los funcionarios del Banco de Desarrollo de América del Norte.